Lo maravilloso de la infancia es que cualquier cosa es en ella una maravilla.
Gilbert Keith Chesterton (1874-1936) Escritor británico.

Creo que una de las razones por las que decidí estudiar magisterio fue esta. Desde pequeña demostré ser diferente a los demás. Reparé en que los adultos siempre estaban disgustados por algo, tenían muchas más responsabilidades que yo, nunca se conformaban con nada,...

Y aún recuerdo aquel día, en mi sexto cumpleaños, aquel deseo que intento cumplir día a día:
"No quiero crecer. Quiero seguir así el resto de mis días".
El deseo es tan cierto como que me llamo Sara, en serio. Aunque parezca mentira, con seis añitos yo ya sabía perfectamente qué quería ser en la vida, pero sobre todo, tenía muy claro qué no quería ser. Y no quería ser adulta.

Y sigo sin quererlo... A partir de entonces, mi lógica inocente e infantil se inventó una estrategia para enfrentarse al paso de los años y a sus consecuencias. Y en mi lógica aplastante, pensé que si no soplaba las velas de la tarta, si no decía a nadie qué día cumplía años, si no representaba de ninguna manera mi cumpleaños, seguiría teniendo la misma edad que antes, y lo más importante aún: seguiría siendo una niña.

Pero poco a poco, la cruda realidad te va haciendo despertar de esos sueños infantiles e inocentes, y quieras o no tienes que madurar, tienes que asumir responsabilidades, cumplir con compromisos que nunca has querido tener con nadie, pero que aún así tienes que tragar...

Y eso es hacerse mayor, nada más y nada menos. A cambio de todas tus nuevas responsabilidades, obligaciones y compromisos, tienes un poco más de libertad que cuando eras pequeño/a, pero salvo eso, "Hacerse mayor es una mierda", como decía ayer mi primo pequeño, de cinco años, que parece que va por el mismo camino que yo... xD

Ante esta cruda realidad, lo único que podemos hacer es no olvidar nunca nuestros años de juegos, de inocencia, de felicidad espontánea,... Hemos de saber apreciar que cualquier cosa de nuestro mundo, cualquier cosa, es una maravilla.

Un saludo, niños!


This entry was posted on 13:44 and is filed under , . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

6 comentarios:

    Luchida dijo...

    "Hemos de saber apreciar que cualquier cosa de nuestro mundo, cualquier cosa, es una maravilla." Me quedo con esta frase :P Yo fui justo al revés estaba deseando cumplir los 18 para "ser mayor" e irme para poder vivir mi propia vida. Cada año que pasaba era para mí una gran alegría porque veía que estaba más cerca la "libertad". La inocencia de ser niño la perdí demasiado pronto, tan pronto que ni recuerdo el momento porque como ya dije en algún post tuve que crecer más rápido de lo normal por circunstancias de la vida...
    Un besito preciosa.

  1. ... on 11 de octubre de 2008, 2:09  
  2. Emig dijo...

    Maravilloso post...
    Estoy de acuerdo con él desde mi mente y mi corazón. Ayer justamente pensaba en el tiempo, el poco tiempo que tenemos que va equiparada esta sensación y "realidad" a la medida que nos hacemos mayores. Como sociedad hemos montado una serie de muchos capítulos de cosas "que hacer" o "para hacer" que ello nos desplaza del ser que somos. De pequeños no tenemos esos condicionantes y quizás por ello somos del todo. Con esto no quiero referirme a las obligaciones que son distintas, lógicamente, para un niño que para un adulto. Pero el invento de la sociedad de la manera que está establecido, nos aleja de ser lo que somos y nos acerca a ser parte de una globalidad (ahora se llama globalización) la cual nos aleja de nosotros mismos.

    Esta es mi reflexión, que consciente, intenta ser un aplauso con las dos manos al leerte.

    Un muy cordial saludo

  3. ... on 11 de octubre de 2008, 2:16  
  4. Kike Ellerker dijo...

    Yo tuve mis momentos buenos y malos en la infancia...pero me quedo con eso que has comentado sobre la libertad que te pertenece cuando te haces mayor...
    Un saludo!

  5. ... on 12 de octubre de 2008, 4:36  
  6. Esther dijo...

    La infancia es verdad es la etapa mas bonita y dulce de la vida y siempre aunque crezcamos queda parte de ese niño o niña en nosotros, si muere ese niño no se es igual de feliz... Haces muy bien en mantener esa niña dentro de ti viva y haber elegido esa carrera tan bonita, asi siempre tendrás a los niños cerca de ti y seguro que tú les encantas..

    Un besito

  7. ... on 13 de octubre de 2008, 4:14  
  8. Luchida dijo...

    Ya estás otra ver perdida del mapa, ¡a ver cuando vuelves!
    Un besito

  9. ... on 16 de octubre de 2008, 8:13  
  10. Maestro de nada dijo...

    Me gusta la frase con la que empiezas este post, y me gustaría que fuera una realidad sin excepción.

    La realidad es que hay muchos niños que no viven su infancia como tales, o que están rodeados del hastío de sus padres...

    Si el momento más feliz de una vida es la infancia, al menos todos deberíamos poder disfrutar de una.

  11. ... on 19 de octubre de 2008, 13:48